Dame Señor esa confianza
para andar de tu mano
con los ojos cerrados
Que no pueda moverme de tu lado
el fuerte viento
el mar embravecido
Que tu mano se funda con la mía
Que tu puedas llevar mi vida entera
sin haber por mi parte rebeldía

Junio 1985

No hay comentarios: